Descubrir

Van Gogh y Picasso

Van Gogh

Arles y Vincent Van Gogh

Hoy en día, el nombre de Arles es inseparable del de Van Gogh. La luz atrajo a Van Gogh al Sur de Francia. Vincent llegó a Arles en febrero de 1888 buscando la luz tanto exterior como interior.


Empieza entonces un periodo de trabajo intenso y apasionado en la luz del Sur. La estancia en Arles es para el pintor la época más productiva en lienzos y dibujos : más de 300 obras en 15 meses que constituyen  uno de los más espectaculares capítulos de la historia del arte. Aunque la ciudad no haya conservado ningún lienzo del pintor, su espectroes omnipresente.

Picasso

Arles y Pablo Picasso

Es su pasión andaluza por los toros y sobre todo la presencia de Van Gogh, un personaje que le obsesiona, lo que atrae a  Picasso a Arles.

Una primera exposición, organizada en el Museo Reattu por Jean Maurice Rouquette en 1957, contribuyó a reforzar el vínculo que le ataba desde siempre a Arles.

Al año siguiente, en Vauvenargues, Picasso  realiza la serie de 8 retratos de Jacqueline de arlesiana, retomando el tema de las Arlesianas realizadas en 1912. En 1937 vuelve a tratar este tema, con Lee Miller de modelo esta vez (quien nunca se vistió con este traje, como tampoco lo hizo Jacqueline). Se inspira en los tonos amarillos del retrato de Mme Ginoux de Van Gogh.

En 1971, dos años antes de su muerte, Picasso sella su apego a la ciudad, regalando al museo un conjunto de 57 dibujos cuidadosamente escogidos.

Van Gogh & Picassoe