Descubrir Van Gogh y Picasso

Picasso

Picasso

En 1971, cuando el musée Réattu consagra una segunda exposición a Picasso (la primera tuvo lugar en 1957) el maestro español decide regalar a la ciudad 57 dibujos, punto culminante de una profunda relación entre Arles y el artista.

Este don excepcional es la prueba de su singular apego a la ciudad basado en su pasión por los toros y sobre todo en la atracción irresistible por el « fantasma  » de Van Gogh.
La figura de la arlesiana aparece así en su obra en 1912, y la arena de Arles en 1960.

 

El museo Reattu conserva así los 57 dibujos de la donación de Picasso, que el artista regaló al museo dos años antes de su muerte.

 

En esta especie de diario del pintor que nos lleva a la esencia misma de su trabajo, se conjugan tres temas : El arlequín, El pintor y su modelo y El mosquetero mitad hidalgo mitad torero, fascinante autorretrato final.

El museo muestra también dos pinturas del maestro : El retrato de María (su madre) de 1923 , don de Jacqueline, la última esposa de Picasso en 1985, el retrato de Lee Miller de arlesiana, pintado en 1937 (el mismo año que el Guernica), referencia al retrato de Mme Ginoux de Van Gogh .